4 de junio de 2018

Erupción del volcán de Fuego en Guatemala

En el día de ayer, 3 de junio de 2018, ha tenido lugar una violenta erupción en el volcán de Fuego, en Guatemala. Ha afectado a miles de personas y ha causado la muerte al menos de 25 personas.

Eran casi las cinco de la tarde cuando comenzaba la mayor erupción de este volcán guatemalteco desde los años 70. Una erupción violenta y peligrosa para todas las personas que viven en sus alrededores y que lanzaba una columna de cenizas hasta los 10 kilómetros de altura.


Varios flujos piroclásticos descienden del volcán de Fuego


Inmediatamente, las autoridades comenzaron la evacuación de cientos de personas, pero para algunas ya era demasiado tarde. Varios flujos piroclásticos comenzaron a descender por las laderas del volcán y arrasaron la pequeña localidad de El Rodeo de Escuintla, donde se han registrado varios fallecidos. En medios locales los supervivientes han narrado la aterradora experiencia. "Fui a conseguir trapos para taparle la nariz y boca (a un niño), y nos tapamos con una chamarra, pero entraba porque no sé a cuantos grados estaba eso, era un horno", comentaba uno de los supervivientes de El Rodeo a el medio guatemalteco El Periódico.

Además, CONRED (Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres) avisaba de la ocurrencia de un lahar en el río Pantaleón.

Consecuencias de la erupción del volcán de Fuego


Las consecuencias han sido nefastas. Hasta las primeras horas de este lunes 4 de junio en Guatemala se reportaban 25 fallecidos, gran parte de ellos por las quemaduras producidas por los flujos piroclásticos. Además, se contabilizan al menos 20 heridos, muchos con quemaduras también. El número de desaparecidos se desconoce mientras los equipos de rescate inician una nueva jornada para tratar de llegar a todo el mundo y encontrar a los posibles desaparecidos.

Según CONRED el número de afectados por la erupción del volcán de Fuego se eleva hasta 1'7 millones de personas. Más de 3.000 han tenido que ser evacuadas y más de 1.000 se les ha facilitado un refugio.



Sobre lahares y flujos piroclásticos


En una situación así, cabe recordar que una erupción, cualquier erupción, tiene riesgos y puede suponer un importante peligro para la vida. Los riesgos pueden variar de un volcán a otro, e incluso de una erupción a otra, pero siempre hay que estar alerta. Desde los momentos iniciales las redes se llenaron de imágenes y vídeos de la erupción. En algunos casos, esos vídeos estaban sacados poniéndose en riesgo la vida de esas mismas personas que los estaban grabando.

Si vivís en zonas cercanas a un volcán, lo primero que hay que saber son los riesgos a los que se está expuesto. Si se acerca un lahar, te alejas del valle lo máximo posible. Si la columna de ceniza que asciende de la cima del volcán comienza a caer o de la cima comienzan a descender nubes de cenizas por las laderas (flujos piroclásticos), lo que debes hacer es correr a un lugar lo más seguro posible y buscar trapos, a ser posible húmedos. No hay que perder un solo segundo porque los flujos piroclásticos pueden ser muy rápidos. Si bien las posibilidades de escapar de uno de estos flujos dependerá de las características con las que llegue, ya que la temperatura puede llegar hasta los 800º C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...